Ver opciones de membresía
(+5411) 4371-4689/4145

CAVALLERIA RUSTICANA, de Pietro Mascagni, y PAGLIACCI, de Ruggero Leoncavallo

CAVALLERIA RUSTICANA, de Pietro Mascagni, y PAGLIACCI, de Ruggero Leoncavallo

Cavalleria Rusticana y Pagliacci, bajo la creación e interpretación del tenor José Cura

Con dirección musical del maestro Roberto Paternostro

Nuestro primer coliseo recibe una vez más al multifacético tenor argentino, que en esta presentación de doble programa con Cavalleria Rusticana y Pagliacci cumple el rol de director de escena, diseñador de escenografía e iluminación, y que a la vez que interpretará el rol de Canio en Pagliacci.

Las funciones programadas se llevarán a cabo los días martes 14, jueves 16 de julio (trasladada del domingo 19), viernes 17, sábado 18 y martes 21 de julio a las 20:00.

Cavalleria Rusticana, considerada una de las clásicas óperas del verismo, es un melodrama compuesto por Pietro Mascagni con libreto de Giovanni Targioni-Tozzetti y Guido Menasci, estrenado el 17 de mayo de 1890 en el Teatro Constanzi de Roma. Desde 1893 se presenta a menudo en un programa de dos horas junto con Pagliacci. Este drama en dos actos y un prólogo con música y libreto en italiano del compositor Ruggero Leoncavallo fue estrenado el 21 de mayo de 1892 en el Teatro dal Verme en Milán siendo un éxito instantáneo.

Esta puesta, que José Cura estrenó en la Opera Real de Valonia (Bélgica) en 2012, tiene de fondo el Riachuelo y se desarrolla en la mítica Caminito, República de la Boca. El mismo Cura lo llamó “un tributo a la inmigración italiana de 1900”. Una mezcla imbatible de pasión, celos y todo el color local de la italianidad al servicio del mejor arte.

Aclamado mundialmente por sus intensas y originales interpretaciones de personajes de ópera, así como por sus conciertos innovadores y poco convencionales, José Cura es un artista abocado a utilizar la música para entretener y educar. Tras estudiar Composición y Dirección de Orquesta en su ciudad natal, Rosario, se traslada a Buenos Aires en 1984. De 1984 a 1988 trabaja en uno de los coros profesionales del Teatro Colón, hasta 1991, año en que se muda a Europa para iniciar una carrera de cantante que se volvería legendaria. Su producción deOtello en el Teatro Colón de Buenos Aires fue seleccionada por votación internacional como uno de los espectáculos más exitosos del 2013.

Las localidades se encuentran a la venta en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171 (4378-7109), de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 y los domingos de 10:00 a 17:00.También se pueden adquirir vía telefónica al 5254-9100. O por Internet ingresandowww.teatrocolon.org.ar. Localidades desde: $105.

Cavalleria Rusticana

Melodrama en un acto (1890)

Música de Pietro Mascagni

Libreto de Giovani Targioni-Tozzetti y Guido Menasci, basado en el relato homónimo de Giovanni Verga

Pagliacci

Ópera en un prólogo y dos actos (1892)

Música y libreto de Ruggero Leoncavallo (1857-1919)

***

Producción de la Ópera de Valonia, Lieja

Cantada en italiano – Sobretitulada en español e inglés

 

Director musical: Roberto Paternostro

Director de escena: José Cura

Diseño de escenografía e iluminación: José Cura

Adaptación de la iluminación original: Rubén Conde

Diseño de vestuario: Fernando Ruiz

Escenógrafa asistente y asistente del director de escena: Silvia Collazuol

 

Orquesta Estable del Teatro Colón

Coro Estable del Teatro Colón

Director: Miguel Martínez

 

Coro de Niños del Teatro Colón

Director: César Bustamante

 

Reparto

Cavalleria Rusticana

 

Turiddu

Enrique Folger (14, 17, 19, 21)

 

Fernando Chalabe (18)

Santuzza

Guadalupe Barrientos

   

Alfio

Leonardo Estevez (14, 17, 19, 21)

 

Emiliano Bulacios (18)

Mamma Lucia

Anabella Carnovali (14, 17, 19, 21)

 

Laura Dominguez (18)

Lola                             

Mariana Rewerski (14, 17, 19, 21)

 

María Luisa Merino Ronda (18)

 

Pagliacci

Canio

José Cura

Nedda

Mónica Ferracani (14, 17, 19, 21)

 

Daniela Taberning (18)

Tonio

Fabián Veloz

Silvio

Gustavo Ahualli (14, 17, 19, 21)

 

Ernesto Bauer  (18)

Beppe

Sergio Spina

1st & 2nd Paisanos    

Reinaldo Samaniego

 

Gabriel Vacas

Prólogo

Fabián Veloz

Argumentos
CAVALLERIA RUSTICANA

 
Lugar: Sicilia
Tiempo: Un día de Pascua, fines del siglo XIX.
El joven Turiddu regresa a su pueblo del servicio militar para encontrarse con que, durante su ausencia, el próspero carretero Alfio se ha casado con su pretendida Lola. Para generar celos, Turiddu seduce a una muchacha llamada Santuzza, lo que provoca que Lola se convierta en su amante. La ópera comienza con Turiddu cantando una serenata a Lola. El pueblo prepara la celebración pascual, que tiene por eje a la iglesia. También es lugar convocante la taberna de Mamma Lucia, la madre de Turiddu. Santuzza sospecha que Turiddu la engaña con Lola y le pregunta a Lucia por él, a lo que ésta responde que ha ido a Francofonte a comprar vino. En medio de la conversación Alfio se presenta con su carro, acompañado por los campesinos. Mientras elogia la belleza de su esposa, le pide a Mamma Lucia algo de su mejor vino añejo. Ella le dice que no le queda y que Turiddu se ha ido a comprar más. Alfio replica que vio a Turiddu por la mañana cerca de su casa. Lucia empieza a expresar su sorpresa, pero Santuzza la detiene. Alfio se une a los demás para entonar el himno pascual. Todos entran en la iglesia; sólo quedan afuera Mamma Lucia y Santuzza, que le revela que antes de que Turiddu se hiciera soldado, él le había jurado a Lola fidelidad eterna y cuando volvió, Lola se había casado con Alfio. Turiddu trató entonces de apagar la llama de su corazón con un nuevo amor, pero fue en vano: Lola, celosa, se ha dedicado desde entonces a seducir a Turiddu. Lucia se apena por Santuzza, cuya conducta de ceder a la seducción de Turiddu es a su vez rechazada por los habitantes del pueblo. Mamma Lucia entra a la Iglesia y Turiddu llega a la taberna. Santuzza le dice que sabe que estuvo con Lola y le ruega que no la deje. Entra Lola para coquetear con Turiddu y burlarse de Santuzza. Turiddu también la desdeña, la tira al suelo y se va a la iglesia, lo que provoca que Santuzza le desee una mala Pascua. Entra en escena Alfio, buscando a Lola, y Santuzza le revela la infidelidad. Alfio jura venganza. El pueblo sale de la iglesia. Turiddu está alegre porque está con Lola y piensa que Santuzza se ha ido. Invita a sus amigos a la taberna de su madre para un brindis. Turiddu le ofrece un vaso de vino a Alfio, que lo rechaza violentamente. Las mujeres se llevan a Lola. Alfio reta a Turiddu; siguiendo la costumbre siciliana, los dos hombres se abrazan y Turiddu, como muestra de su aceptación, muerde la oreja de Alfio, haciéndola sangrar, lo que significa lucha a muerte. Alfio se marcha y Turiddu pide a su madre que lo bendiga y que, si algo le pasara, cuide a Santuzza como una hija. Turiddu se marcha apresuradamente. Lucia, llorando, vaga sin dirección fuera de su casa. Santuzza se le acerca y la abraza. Los pueblerinos comienzan a rodearlas. En el campo se desarrolla el duelo. Una mujer anuncia a los gritos: “¡Han matado al compadre Turiddu!” Santuzza se desmaya y Mamma Lucía cae en los brazos de las mujeres del pueblo.
 

 

PAGLIACCI

Lugar: Calabria.
Tiempo: Segunda mitad del siglo XIX, en la Fiesta de la Asunción.
 

Prólogo
Tonio, vestido de Taddeo, personaje de la Comedia del Arte, presenta la obra y recuerda al público que los actores también tienen sentimientos y que esta función es sobre seres humanos de verdad.

 Acto I
Una compañía ambulante de payasos llega a un pueblo para representar una obra. La dirige Canio y la integran también su esposa Nedda, el jorobado Tonio y Beppe. La gente recibe con entusiasmo a la troupe, que a través de Canio anuncia que habrá un gran espectáculo. 
Cuando Nedda baja de la carreta, Tonio trata de ayudarla pero Canio lo desplaza y la ayuda a bajar él mismo. Los pueblerinos sugieren beber en la taberna. Canio y Beppe aceptan, pero Tonio se queda detrás. Los celos de Canio resurgen cuando algún joven le insinúa, sin mala intención, que Tonio en realidad no aceptó el convite para cortejar a Nedda. Canio advierte que mientras en el escenario puede hacer el papel de esposo tonto, en la vida real no tolerará que otros hombres intenten seducir a su mujer. Sorprendido, un pueblerino pregunta si Canio sospecha de ella. Él dice que no, y besa dulcemente a su mujer en la frente. Cuando Nedda se queda sola, se muestra preocupada por la actitud celosa de Canio, pues está enamorada secretamente de otro hombre. Tonio regresa y le confiesa su amor por ella, pero ella se ríe. Enojado, Tonio se lanza sobre Nedda, pero ella toma un látigo y lo echa. El verdadero amante de Nedda es Silvio, que viene de la taberna, donde ha dejado a Canio y Beppe bebiendo. Le pide a Nedda que se fugue con él después de la representación y, aunque ella tiene miedo, 
acaba aceptando. Tonio, que ha estado escuchando a escondidas, se marcha para delatar la situación ante Canio. Canio persigue a Silvio -a quien Nedda le promete: “¡Siempre seré tuya!”- pero no lo alcanza y no llega a ver su cara. Exige que Nedda le diga el nombre de su amante, pero ella se niega. La amenaza con un cuchillo, pero Beppe lo desarma e insiste en que se preparen para la representación. Tonio le dice a Canio que su amante seguramente se traicionará en la obra. Canio se queda a solas para vestirse y maquillarse. En la comedia, él será Pagliaccio; Nedda, colombina; Tonio, Taddeo y Beppe, el Arlequín.

 
Acto II
Confundido entre los asistentes, Silvio recuerda a Nedda que la esperará cuando termine la obra. En ésta, el marido de Colombina, Pagliaccio, se ha ido y Taddeo está en el mercado. Mientras espera a su amante, Arlequín dedica una serenata a Colombina. Llega Taddeo, bufón enamorado de Colombina que le confiesa su amor, pero ella se burla de él. Arlequín sube y alcanza la ventana de la habitación donde están Colombina y Taddeo, expulsando a este último ante las risas del público. Arlequín y Colombina cenan, y él le entrega una poción para dormir que ella debería dar más tarde a su marido para poder huir con su amante. Entra Taddeo y advierte que Pagliaccio sospecha de su esposa y regresará pronto. Colombina le promete ser siempre suya. Cuando Canio entra interpretando a Pagliaccio, oye a Nedda y se sorprende de la semejanza con la realidad. Intenta continuar con la obra pero la furia le hace perder el control y se sale de su papel. Muestra una actitud despiadada ante Nedda, exigiéndole que revele el nombre de su amante. Nedda trata mantenerse en su papel de Colombina y llama a Canio por el nombre de su personaje –Pagliaccio- para recordarle que se trata de una pieza teatral. Pero el intento es infructuoso puesto que Canio ya está embargado por la ira. Él 
niega su identidad como “Pagliaccio” y el público festeja el realismo de su interpretación.
Nedda, intentando continuar con la comedia, admite que ella ha sido visitada por el muy inocente Arlequín. Canio, furioso y olvidando la obra, insiste con saber el nombre de su amante. Nedda jura que ella nunca se lo dirá. En tanto, Silvio es el único entre el público que ha entendido que la escena no es de ficción y empieza a preocuparse por Nedda, que trata de huir al ser amenazada por Canio, quien finalmente la apuñala. Al morir, ella pide auxilio a Silvio, descubriéndolo. Canio apuñala también al amante, para cerrar la pieza con la célebre línea: "¡La commedia è finita!" (“¡La comedia ha concluido!”)



CAVALLERIA RUSTICANA, de Pietro Mascagni, y PAGLIACCI, de Ruggero Leoncavallo


Fundación Teatro Colón Montevideo 665, 10° Of. 1001 – C1019ABM – Buenos Aires – República Argentina
(5411)4371-4689/4145    www.fundaciontcolon.org.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne